Acupuntura

Acupuntura y sus beneficios

Nuestro centro combina distintas terapias para así conseguir un resultado óptimo en los tratamientos. Uno de ellos es la Acupuntura, técnica que a continuación nuestra terapeúta especialista en Acupuntura y Osteopatía  Zaira Gonzalez Ortiz, os introduce:

¿Qué es Acupuntura?

La acupuntura es un grupo de antiguos procedimientos médicos chinos que implican la estimulación de localizaciones anatómicas sobre o en la piel mediante una variedad de técnicas, en la mayoría de los casos, agujas metálicas delgadas. Estas agujas se insertan anatómicamente en ubicaciones definidas en el cuerpo, que afecta a la función de este mismo. Los acupunturistas afirman que estos puntos corresponden a las áreas en la superficie del cuerpo que tienen una mayor conductancia eléctrica.

acupuntura

La acupuntura occidental incorpora tradiciones médicas de China, Japón, Corea y otros países. El mecanismo más estudiado es el de la estimulación de los puntos de acupuntura, el cual, como se dijo anteriormente, emplea la penetración de la piel por medio de agujas metálicas, las cuales son manipuladas manualmente o por estimulación eléctrica.

El dolor crónico es sin duda una de las razones más comunes por el que las personas buscan la terapia con Acupuntura.

Existen otras razones estudiadas científicamente que esta técnica puede aliviar:

Beneficios de la acupuntura

  • Aumenta la fertilidad
  • Alivia el dolor de espalda
  • Alivia el estrés, ansiedad y depresión
  • Mejora la digestión
  • Contrarresta los dolores de cabeza
  • Mejora el estado general de la salud y el bienestar
  • Calma las lesiones en el cuerpo
  • Ayuda en tratamientos adelgazantes
    ……..

En MuyNatur podrás encontrar una terapia de Acupuntura adaptada a tu tipo de problema. No dudes en consultarnos.

Zaira Gonzalez Ortiz. Masajista Osteopata y Acupuntora.

Anuncios
Aromaterapia, Salud

Cómo preparar y para que sirven las compresas frías y calientes

Las compresas son un modo efectivo de utilizar los aceites esenciales para aliviar el dolor, la hinchazón y reducir la inflamación.

Es una opción en caso de no poder masajear la zona afectada.

Las compresas calientes se utilizan más a menudo para tratar los dolores de naturaleza crónica, y las frías para tratar el dolor agudo  y como primer auxilio para lesiones como los esguinces.

Para preparar tanto una compresa caliente como fría, necesitamos llenar una palangana con agua muy caliente o muy fría, la que nuestras manos en contacto con ella pueda soportar, con la opción de verter cuatro o cinco gotas de aceite esencial. Podemos llenarla de agua del grifo o incluso si no es muy fría echar cubitos de hielo.

Los materiales adecuados pueden ser un trozo de tela limpia, una toalla, pañuelo…depende del tamaño de el área al que la vayamos a aplicar. Sumergimos la tela en la palangana, de modo que la tela coja lo más posible el aceite esencial que flota sobre la superficie, escurrimos la tela y la colocamos de inmediato en la zona.

Podemos cubrir las compresas con un trozo de plástico adherente para impedir que la ropa y vendajes se empape.

La compresa debería reemplazarse por otra nueva cuando se ha enfriado o calentado la temperatura de la sangre.

Uso de compresas caliente:

– dolores de espalda

– dolor de estómago

– fibrositis

– dolores reumáticos y artríticos

– abscesos

– dolores de oido

– dolores de muela

– calambres menstruales

 

Uso de compresas frías:

– dolores de cabeza, aplicadas en frente o nuca ( padecer fiebre)

– tensión en el cuello

– esguinces

– torceduras

– calambres en el codo

– afecciones con hinchazón

 

Por último comentaros que alternar compresas calientes y frías es una técnica naturópata que ayuda a la curación, y es muy útil para los esguinces y otras afecciones donde no puede utilizarse el masaje. Usar compresas frías como medida de primer auxilio, pero pasad a utilizar compresas frías y calientes en los días siguientes. Comenzar siempre por una compresa caliente y acabad con una fría.

Véase: Aromaterapia y embarazo y Cómo actúan las compresas frías y calientes