Belleza, Diarios, Salud, Uncategorized

Remedio casero para las bolsas de los ojos.

A nadie nos gusta tener bolsas en los ojos. Son horrorosas y antiestéticas. Varios son los factores que las causan: retención de líquidos, mala alimentación, genético…

Hoy os explicaré algunos preparados fáciles para disminuirlas.

El remedio más conocido es con la Manzanilla. Necesitamos 2 bolsitas de manzanilla y agua. Prepararemos 2 infusiones de manzanilla, después escurrimos las bolsitas y las dejamos enfriar dentro del frigorífico. Cuando estén frías las sacaremos y nos las aplicaremos sobre los ojos durante 10 minutos. También podéis empapar el líquido obtenido de la infusión en dos gasas, pero más efectivo será la primera opción.

Tratamientos-naturales-para-los-ojos-bolsas-plantas

Otra aplicación es con Romero. Necesitamos ramitas de Romero y agua. Realizaremos una infusión de romero en medio litro de agua hirviendo. Colamos y cuando este templada  se empapan dos gasas y se colocan sobre los ojos cerrados, también durante 10 minutos o hasta que se enfríe.

 

Para obtener resultados os aconsejo realizarlo 2- 3 veces por semana, siempre de noche.

 

Sira Alonso. Muy Natur.

Anuncios
Salud

Cómo actúan las compresas frías y calientes

Las compresas calientes causan ensanchamiento de los vasos sanguíneos que a su vez aumenta el flujo sanguíneo en esa zona. Provocando calor en la superficie, fomenta que  los músculos se relajen. El contraste de la compresa fría hace que los vasos sanguíneos en la superficie se contraigan, la sangre causa que se aparten de los tejidos congestionados e inflamados. Esta sangre se lleva los productos de desecho y se sustituye por la sangre oxigenada fresca que está lleno de nutrientes que ayuda a acelerar el proceso de curación. También tiene un efecto analgésico y ayuda a reducir la inflamación.

La aplicación de calor y/o frío es utilizado para tratar dolores agudos o graves, también para aliviar dolores musculares y tensión en músculos.

Es importante terminar siempre con una compresa fría, sobre todo en las áreas donde puede haber inflamación.

Véase Cómo preparar y usos de las compresas frías y/o calientes

Aromaterapia, Formas de aplicación, Salud

Formas de aplicación de los aceites esenciales

Los aceites no deben ingerirse nunca, ni aplicarse tampoco directamente sobre la piel ya que puede causar irritaciones. Debemos de mezclarlos con aceites base vegetales, diluirlos en agua o por difusión en el aire.

Masaje: es uno de los métodos más eficaces de la aromaterapia, ya que unimos la eficacia de los aceites esenciales con el poder terapéutico del masaje. Mezclaremos siempre el a.esencial con una aceite vegetal, como el de almendras, avellanas, jojoba, etc. Véase: Aceites Vegetales Vehiculares

Baño: podemos echar unas 6 gotas de aceites esencial en el agua, justo antes de entrar en la bañera para que no se evapore el aceite y pierda sus propiedades, unos 15-20 minutos. Por este medio estamos tanto inhalando el vapor de los aceites como permitiendo que penetran a través de la piel. Si lo prefieres puedes mezclar el aceites esencial con un aceite vegetal de almendras, con leche o incluso miel, removerlo y luego verterlo al agua. Véase: Qué aceites podemos emplear para hacer baños aromáticos y Cómo hacer baños aromáticos

Inhalación: podemos echar algunas gotas en un pañuelo,olerlo directamente del bote en momentos determinados ( shock, taquicardias. Véase: Cómo disminuir las taquicardias )  o echar de 6 a 12 gotas en una olla de agua hirviendo, colando una toalla o manta que nos cubra la cabeza e inhalar el vapor que desprende durante unos minutos. No acercar la cara demasiado, ya que el vapor nos podría quemar.

Difusión: existe en el mercado una gran variedad de productos para llenar el espacio de una habitación y oficina con el aroma de los aceites esenciales. Estos productos, llamados difusores o aromatizadores, esparcen los aceites esenciales formando una nube de diminutas partículas. Pueden ser usados en caso de afecciones respiratorias o simplemente para rebosar el aire con una fragancia estimulante o calmante. Véase: Qué aromas son alegres y calmantes para nuestro espacio

Compresas: estas pueden ser frías o calientes. Se utilizan para aliviar dolores de cabeza, musculares, etc. Se pueden añadir 4-5 gotas de aceite esencial a una palangana con agua, se empapa una toalla en esta solución y se aplica sobre la zona a tratar.   Para más información sobre las compresas véase:  Cómo preparar y para que sirven las compresas frías y calientes

 

Sira Alonso. MuyNatur. Centro de bioestética y terapias alternativas.

Aromaterapia, Salud

Cómo preparar y para que sirven las compresas frías y calientes

Las compresas son un modo efectivo de utilizar los aceites esenciales para aliviar el dolor, la hinchazón y reducir la inflamación.

Es una opción en caso de no poder masajear la zona afectada.

Las compresas calientes se utilizan más a menudo para tratar los dolores de naturaleza crónica, y las frías para tratar el dolor agudo  y como primer auxilio para lesiones como los esguinces.

Para preparar tanto una compresa caliente como fría, necesitamos llenar una palangana con agua muy caliente o muy fría, la que nuestras manos en contacto con ella pueda soportar, con la opción de verter cuatro o cinco gotas de aceite esencial. Podemos llenarla de agua del grifo o incluso si no es muy fría echar cubitos de hielo.

Los materiales adecuados pueden ser un trozo de tela limpia, una toalla, pañuelo…depende del tamaño de el área al que la vayamos a aplicar. Sumergimos la tela en la palangana, de modo que la tela coja lo más posible el aceite esencial que flota sobre la superficie, escurrimos la tela y la colocamos de inmediato en la zona.

Podemos cubrir las compresas con un trozo de plástico adherente para impedir que la ropa y vendajes se empape.

La compresa debería reemplazarse por otra nueva cuando se ha enfriado o calentado la temperatura de la sangre.

Uso de compresas caliente:

– dolores de espalda

– dolor de estómago

– fibrositis

– dolores reumáticos y artríticos

– abscesos

– dolores de oido

– dolores de muela

– calambres menstruales

 

Uso de compresas frías:

– dolores de cabeza, aplicadas en frente o nuca ( padecer fiebre)

– tensión en el cuello

– esguinces

– torceduras

– calambres en el codo

– afecciones con hinchazón

 

Por último comentaros que alternar compresas calientes y frías es una técnica naturópata que ayuda a la curación, y es muy útil para los esguinces y otras afecciones donde no puede utilizarse el masaje. Usar compresas frías como medida de primer auxilio, pero pasad a utilizar compresas frías y calientes en los días siguientes. Comenzar siempre por una compresa caliente y acabad con una fría.

Véase: Aromaterapia y embarazo y Cómo actúan las compresas frías y calientes