Medicina Tradicional China (MCT)

Qué son las Ventosas o Cupping

La aplicación de ventosas es un antiguo método terapéutico empleado por  la Medicina Tradicional China desde hace más de 3.000 años.

Es un instrumento de forma redondeada. Pueden ser de vidrio, bambú o plástico. Las más utilizadas suelen ser las de plástico.

Ventosa_mano_MG_3276.pek

Consiste en aplicar “vasos” a modo de ventosas sobre determinados puntos energéticos del cuerpo descritos por la Acupuntura,  para atraer a ellos un aflujo de los líquidos mediante el vacío que se forma por un medio cualquiera, en este caso como podéis ver en la foto con una pistola.

Nos aporta tanto beneficios físicos como psíquicos.

Con la aplicación de la ventosa se crea succión o presión negativa.

El masaje con ventosas es usado para drenar el exceso de líquidos y toxinas, estimular el sistema nervioso periférico, provoca la circulación de la sangre estancada en los músculos y la piel, suelta las adherencias del tejido conectivo y los molestos nudos en los tejidos blandos.

A la hora de realizar el tratamiento podemos sentir un calor profundo y un hormigueo, incluso después de haberlo finalizado.

No son irritantes para la piel o el cuerpo y  elimina la inflamación. El masaje con ventosas es usado en toda el área de la espalda, piernas, abdomen, brazos, zona del plexo solar…

ventosa

La piel se enrojece con un masaje fuerte con ventosas, por lo que indica que la circulación ha sido llevada a la superficie. La aplicación de aceites esenciales inmediatamente después del tratamiento con ventosas permite una mejor absorción hacia los tejidos. El incremento de la circulación de la sangre alimenta los músculos y la piel y permite que las toxinas sean drenadas y eliminadas.

Si deseas saber los BENEFICIOS DE LAS VENTOSAS o los EFECTOS haz click en el enlace.

Sira Alonso. MuyNatur. Centro de bioestetica y terapias alternativas. Oviedo.

Anuncios
Belleza, Salud

Aceite de oliva extra virgen y su beneficio cosmético

Seguro que lo primero que nos viene a la cabeza cuando nos dicen aceite de oliva es cocinar,aliñar ensaladas, etc…

Pues bien, no solo sirve para cocinar. El aceite de oliva extra virgen contiene propiedades y beneficios cosméticos muy buenos relacionados con la salud y belleza de nuestra piel y cabello.

Ya lo descubrieron los egipcios hace 5.000 años para dar masajes y para cuidar e hidratar la piel y el cabello.
Se dice de él que fue el primer calmante que se utilizó para paliar determinados trastornos cutáneos. Los griegos y los romanos elaboraban ungüentos especiales con las hojas del olivo y su aceite para los atletas y luchadores.

 

Su beneficio cosmético es muy extenso:

  • Es una fuente rica en ácidos esenciales que ayudan a restaurar los niveles naturales de humedad de la piel.
  • Contiene vitaminas A, D y K y más vitamina E que cualquier otro tipo de aceites. Esto lo convierte en un poderoso antioxidante para combatir la formación de radicales libres, máximos responsables del envejecimiento.
  •  Además de proteger la piel frente a factores ambientales externos, también la hidrata y mantiene la estructura de la dermis consiguiendo así una mejor regeneración y mayor firmeza.
  • Posee propiedades nutrientes, regeneradoras, suavizantes, relajantes, tonificantes y cicatrizantes.
  • Se aprovecha el hueso de la oliva, se machaca, y se usa como un perfecto exfoliante.

 

Historia de la Reflexología podal, Reflexologia Podal

Historia de la Reflexología Podal

Sabemos que la Reflexología ha sido aplicada por los pueblos aborígenes de Norteamérica durante generaciones. Los Cherokees, desde hace siglos, han dado gran importancia a los pies para mantener un equilibrio físico, mental y espiritual. Masajearlos forma parte de una ceremonia sagrada, pues creen que los pies son nuestro contacto con la tierra y con las energías que fluyen a través de ella y además, por medio de ellos, el espíritu está vinculado con el universo.

Hacía ya varios milenios que en Oriente (China, Malasia, India, Egipto) se practicaba una forma muy rudimentaria de presiones sobre algunos puntos de la superficie corporal para aliviar ciertos trastornos.

La reflexología moderna nace esencialmente de los trabajos de principios del siglo XX llevados a cabo por dos americanos, los doctores William Fitzgerald y Eunice Ingham. Fue Fitzgerald quien propuso inicialmente la teoría de que el cuerpo humano se halla atravesado, en lineas longitudinales, por diez meridianos, que lo dividen en otras tantas zonas, cada una de ellas ocupada por determinados órganos cuyo “reflejo” se encuentra en áreas perfectamente definidas de los pies y de las manos.

Fitzgerald comenzó estas investigaciones en 1913 siendo médico Jefe del departamento de otorrinolaringología del St. Francis Hospital de Connecticut (EE.UU.) y las publico junto con el Dr. E.F.Bowers en 1917 en un libro titulado “Zone Therapie” (Zona terapia).

Otro médico, Dr. Joseph Shelby Riley que desarrollaba esta práctica hizo los diagramas y detalló los dibujos y la localización de los puntos reflejos en los pies (Terapia zonal, lineas transversales).

El Dr. Riley entabló conversación con Eunice Ingham, una masajista americana que sería la creadora de la terapia reflexológica tal y como hoy la conocemos. Los resultados no pudieron ser más positivos puesto que los enfermos, en los que aplicaba sus conocimientos recién adquiridos, manifestaron unas reacciones perfectas en cuanto a reducción del dolor, mejora de movilidad y recuperación natural.

Eunice Ingham abandonó su trabajo en el hospital para dedicarse por completo a la reflexología. Profundizó en su estudio escribiendo varios libros, entre ellos “Historias que los pies podrían contar”, y elaboró el primer mapa reflexológico con las
correspondencias entre los órganos y entrañas con las distintas zonas plantares.

Ingham es considerada como la madre de la reflexología moderna.

Hay que mencionar que, sin la misma repercusión, ya en centroeuropa en el siglo XVI se pueden encontrar manuscritos con referencias a este tipo de terápia como el del Dr. Ball de Leipzig. Incluso en el ámbito anecdótico se sabe que el gran escultor y orfebre florentino Benvenuto Cellini se efectuaba fuertes presiones en pies y manos para aliviar los dolores que padecía.

 

Masaje Tradicional Tailandés, Masaje Tradicional Thai. Nuad Bo Rarn.

Masaje Tradicional Thai. Nuad Bo Rarn.

Todo lo que conlleva: estiramientos, meditación, uso de cuentos tibetanos con su campana y crotalos, Chakras, lineas enegéticas, uso de Mantras, su historia…Podría decir que es exótico.

Contaros que Nuad Bo Rarn significa  CURA SAGRADA y que en nuestro cuerpo tenemos nada más que ¡72.000 lineas energéticas!, llamadas lineas SEN (Tailandia) o MERIDIANOS (China).

Que en realidad, el masaje thai no nació en Tailandia, sino en la India, hace unos 2.500 años.

El Masaje Tradicional Tailandés es un trabajo corporal lento y dinámico que conlleva estiramientos pasivos con presiones estáticas desde los pies hasta el cráneo. Podemos usar las manos, dedos, pulgares, nudillos, codos, rodillas, antebrazos, pies y todo el peso corporal en una serie de movimientos enlazados entre si con suaves balanceos, de manera rítmica y compaginado con la respiración del paciente.
Os digo, por experiencia y por el paso del tiempo ya que las primeras veces una se suele poner nerviosilla, que cuando los doy me quedo relajadisima, tanto cuando estoy en el proceso como después de darlo. Esto es muy importante, ya que el Masaje Thai trata de desbloquear las lineas energeticas de nuestro cuerpo y para ello hay que estar en relajacion y en conexión con la persona. Se puede practicar a personas de cualquier edad.

Este masaje lo realizo sobre una colchón de unos 6 cm de altura, casi al nivel del suelo. La persona ha de estar vestida con prendas de algodón para una buena movilidad,¡ no licra!, ya que este no transpira bien y es incódomo a la hora de hacer movimientos. ¡Fuera calcetines, piercings, pendientes, cualquier objeto en nuestro cuerpo…! ya que bloquea las lineas energéticas.

Otro día os contaré mas cosas sobre este mundo.

Espero que os haya abierto el apetito y que os animeís.

 

Sira Alonso. Muy Natur.