Salud

Cómo actúan las compresas frías y calientes

Las compresas calientes causan ensanchamiento de los vasos sanguíneos que a su vez aumenta el flujo sanguíneo en esa zona. Provocando calor en la superficie, fomenta que  los músculos se relajen. El contraste de la compresa fría hace que los vasos sanguíneos en la superficie se contraigan, la sangre causa que se aparten de los tejidos congestionados e inflamados. Esta sangre se lleva los productos de desecho y se sustituye por la sangre oxigenada fresca que está lleno de nutrientes que ayuda a acelerar el proceso de curación. También tiene un efecto analgésico y ayuda a reducir la inflamación.

La aplicación de calor y/o frío es utilizado para tratar dolores agudos o graves, también para aliviar dolores musculares y tensión en músculos.

Es importante terminar siempre con una compresa fría, sobre todo en las áreas donde puede haber inflamación.

Véase Cómo preparar y usos de las compresas frías y/o calientes

Anuncios